BEIJING (AP) — China protestó a Canadá la detención de una ejecutiva de la gigante tecnológica china Huawei en Vancouver, acción a la que describió como “irracional, inadmisible e infame” y advirtió de “consecuencias graves” si no es puesta en libertad.

El viceministro del Exterior, Le Yucheng, citó el sábado al embajador John McCallum debido al arresto de la directora financiera de Huawei, Meng Wanzhou, según un despacho de la Agencia de Noticias Xinhua, estatal, publicado en la página digital del Ministerio del Exterior. Washington acusa a Meng de haber intentado evadir las restricciones comerciales que estados Unidos impuso a Irán.

Huawei es la abastecedora global más grande de equipos de red para teléfonos y compañías de internet, y sus vínculos con el gobierno chino han aumentado las preocupaciones de Estados Unidos en asuntos de seguridad. Washington ha pedido a países europeos y otros aliados que limiten la utilización de los equipos de Huawei porque podrían exponerse a que los espíen y les roben información.

Le manifestó a McCallum que la captura de Meng a petición de Estados Unidos cuando haría un transbordo de vuelo en Vancouver constituyó una “violación grave” a “los derechos e intereses legítimos” de la ejecutiva.

“Esa acción soslaya el derecho, es irracional, inadmisible e infame”, afirmó Le en su declaración.

“China solicita a la parte canadiense que ponga en libertad de inmediato a la ejecutiva de Huawei detenida... o enfrentará graves consecuencias por las que la parte canadiense podría afrontar responsabilidades”, dijo Le.

Roland Paris, ex asesor de política exterior del primer ministro canadiense Justin Trudeau, dijo que la exigencia china al gobierno canadiense no surtirá efecto.

“Quizá porque el estado chino controla su sistema judicial, a Beijing le cuesta en ocasiones trabajo entender o considerar que los tribunales tengan independencia en un país con estado de derecho. No tienen caso las exigencias al gobierno canadiense. Los jueces decidirán”, dijo Paris en un tuit en respuesta a la postura de Beijing.

Un fiscal canadiense pidió a una corte en Vancouver que niegue la fianza a Meng, cuyo caso ha sacudido las relaciones entre Estados Unidos y China, y causado nerviosismo a los mercados financieros globales.

Meng, hija del fundador de Huawei, fue detenida el 1 de diciembre en el aeropuerto de Vancouver, el mismo día que los presidentes Donald Trump, de Estados Unidos, y Xi Jinping, de China, acordaban durante una cena una tregua de 90 días en la disputa comercial entre sus países que amenaza con trastocar el comercio mundial.

___

El periodista de The Associated Press, Robert Gillies, en Toronto, contribuyó a este despacho.