Boeing dijo que ha terminado de actualizar el software de control de vuelo implicado en los dos choques mortales de sus 737 Max, medida que lo acerca a la meta de reanudar vuelos con el avión.

Las autoridades de aeronáutica todavía tienen más preguntas sobre cómo los pilotos interactúan con los controles del avión bajo circunstancias diferentes, y Boeing dijo que está dando esa información.

El siguiente gran paso es un vuelo de certificación con representantes de la Administración Federal de Aviación a bordo. Boeing dijo el jueves que ese vuelo todavía no ha sido programado.

En los choques de Indonesia en octubre y Etiopía en marzo, un sistema automatizado llamado MCAS inclinó la punta de los aviones hacia abajo por error en respuesta a lecturas defectuosas de un solo sensor. Los pilotos no pudieron recuperar el control de las aeronaves. Murieron 346 personas.