MOGADISCIO (AP) — La cifra final de muertos por el ataque con un camión bomba en la capital de Somalia en octubre es de 512 personas, de acuerdo con la comisión investigadora del atentado más mortífero que se haya cometido en el país.

Según el informe de la comisión, obtenido por The Associated Press, otras 312 personas resultaron heridas y 62 continúan desaparecidas.

Pocos ataques después de los del 11 de septiembre de 2001 en Nueva York y Washington han causado tantos muertos, según la Base de Datos del Terrorismo Global de la Universidad de Maryland.

El gobierno somalí atribuyó el ataque del 14 de octubre al grupo extremista al-Shabab, vinculado con Al Qaeda. Funcionarios de seguridad dicen que la bomba colocada en una calle concurrida pesaba entre 600 y 800 kilos.

Algunos somalíes dijeron que este ataque era su “11/Sep”. Los centenares de heridos superaron la capacidad de los hospitales, adonde concurrieron muchas personas a donar sangre a pesar de las tradiciones en contrario. Familiares aturdidos removieron escombros durante días con la esperanza de hallar sobrevivientes.

Miles de somalíes marcharon luego en actitud de desafío al grupo, en tanto el presidente Mohamed Abdulahi Mohamed anunció una nueva ofensiva militar y pidió ayuda a los países vecinos.